miércoles, 12 de septiembre de 2007

Mousse de Chocolate con Gelatina de Plátano

He de sincerarme, para mi antes los postres carecían de interés, mi objetivo era llenarme y no dejar hueco para nada después, afortunadamente comprendí que un postre puede ser el final feliz que convierte algo bueno en inolvidable.

Sin más demora presento uno de esos postres para sacar en una noche especial. Vamos a necesitar:
  1. Chocolate 70% cacao
  2. Nata 35% M.G.
  3. Láminas de gelatina
  4. Plátano
  5. Azúcar
  6. Sirope de chocolate
  7. Fideos pasteleros de colorines
Primero tenemos que hacer un poco de batido de plátano, hacemos un puré con el plátano y calentamos un poco de leche para derretir 3 o 4 láminas de gelatina (de cola de pez), mezclamos con el puré y batimos, añadimos azúcar, una vez ligado echamos el batido en el fondo de unas copas, elegir unas bonitas. Meter en frío y esperar a que gelatinice.

La mousse podéis comprarla si sabéis de alguna pastelería que la borde, pero si tenéis tiempo para hacerla ya sabéis. Yo la hago con el sifón ISI (ya hablaremos él), derretimos 5 onzas del chocolate, yo lo hago en el microondas, lo más limpio y rápido, de 30 en 30 segundos, con mucho cuidado de que no se nos queme, ligamos con la nata (35% de materia grasa, muy importante), la Pascual es excelente, y añadimos azúcar, siempre al gusto, metemos en el sifón y cargamos con 3 cápsulas de Nitrógeno (yo uso el sifón de 1 litro), movemos y dejamos enfriar.

Eso si, es necesario hacer esto unas horas antes de la cena, si no es imposible que salga bien. Montamos el postre justo antes de comerlo, en ese espacio de tiempo que hay entre la cena y el postre, donde nos relajamos, estiramos un poco lo músculos y se empieza a pensar en los digestivos.

Manchamos las paredes del interior del vaso con sirope de chocolate, lo llenamos con la mousse y adornamos con los fideos de colorines de pastelería. El chocolate con el plátano queda exquisito, la mezcla de texturas os sorprenderá.


No hay comentarios:

Publicar un comentario