viernes, 21 de septiembre de 2007

Langostinos

Tan caros como sabrosos, el langostino es un manjar especialmente consumido en fiestas, celebraciones o navidades. Dentro del mundo del langostino podemos encontrar precios dispares, dependiendo del tipo de bicho que se trate.

Sin entrar en datos científicos podemos hacer una primera clasificación que a su vez es la más importante a la hora de definir su precio, los congelados y los frescos. Los congelados provienen de distintas aguas de todo el mundo, muchos vienen identificados por su zona FAO de captura.

Los frescos y más caros pueden clasificarse en otros dos tipos según el tipo de pesca utilizada en su captura, se puede detectar por la famosa tierra que tienen que notamos a la hora de comer. La pesca de arrastre levanta mucha tierra del fondo, la cual el langostino traga, sin embargo el langostino de trasmallo se captura sin remover el fondo.

La pesca de trasmallo es la menos utilizada, ya que se captura mucha menos cantidad. Conseguir un langostino de trasmallo no es fácil, son escasos y los más caros.

Los expertos opinan que ha de cocerse poco antes de servirlos, su cocción tiene que ser corta, y de la cazuela tienen que ir a refrescarse a agua con hielo, de este cambio de temperatura dependerá que se pelen con facilidad.

La cuna del langostino es sin duda Sanlucar de Barrameda, donde se comsume en cantidades ingentes regados con manzanilla, uno no se concibe sin el otro.

2 comentarios:

  1. No se puede discutir la deliciosidad del langostino, pero amigo, me gustaría añadir un par de ideas a este post y una opinión un tanto personal.

    Se suele hablar del langostino como el súmum del marisco pelado sin herramientas (obviemos el bogavante y la langosta, estos dos a mi parecer muy inferiores al langostino), pero a mi entender, donde esté una buena gamba blanca de Huelva que se quiten todos los langostinos.

    A lo mejor alguno al leer esto ya se está volviendo loco, ojo! no le hago ascos al langostino, me encantan, pero si me dan a elegir me quedo con unas buenas gambas y sobre todo... con un buen gambón plancha, eso es el no va más.

    Creo que la gamba ha sido siempre eclipsada por el tamaño del langostino y en este caso, la gran envergadura de un buen langostino para mí no es decisivo.

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente deacuerdo contigo, la clase y estilo en el sabor que tiene una gamba difícil lo conseguirá un langostino. La gamba blanca de Huelva es el top de este tipo de productos.

    Aunque pudiendo elegir me quedo con los dos.

    ResponderEliminar