lunes, 17 de noviembre de 2008

Secreto a la crema antigua con Patatas dulces.

Lo normal es quitarse los kilos de más una vez pasadas las fiestas, pero los más previsores optan por invertir en ayunos para después recoger las ganancias en forma de comilonas libres de remordimiento, quien practica los preregímenes conoce el preinfierno, a veces pienso que vivimos en una continua ruptura de dietas.

Yo soy de los que piensan que las cosas hay que hacerlas bien, así que si estamos dispuestos a romper un régimen o mejor dicho, tomarnos un día de descanso, tendremos que hacerlo como mandan los cánones:


  1. Secreto ibérico
  2. Nata para cocinar
  3. Mostaza a la antigua
  4. Cebolla, ajos, patatas y vino dulce.

Salteamos el secreto ibérico a taquitos con muy poco aceite, ya que esta carne es muy grasienta, ni que decir tiene que podéis hacerlo con cualquier tipo de carne, solomillo, lomo o incluso pollo. Una vez salteada se le añade un brick pequeño de nata y unas 3 cucharadas (de café) de mostaza a la antigua, salamos al gusto y esperamos que espese un poco la nata y se mezclen los sabores.

Para la guarnición de patatas al horno primero cortamos a daditos la cebolla y laminamos 3 o 4 dientes de ajo, lo colocamos en una bandeja de horno, cortamos las patatas en láminas finas y colocamos encima de las cebollas, le damos un buen punto de sal y aceite y bañamos con un poco de vino dulce, yo utilicé esta vez vino de pasa, queda genial! le damos caña al horno a unos 200ºC más o menos, pasados unos 10 minutos con mucho cuidado podemos echar otro poquito de vino encima de las patatas e hidratar con un poco de agua, movemos las patatas para que no se peguen y se doren por ambos lados.


Calentar un poco de pan y tomaos un respiro, ah! y tened algo fresquito de postre que el cuerpo os lo pedirá ;)

1 comentario: