martes, 17 de febrero de 2009

Solomillo con Manzanas asadas

Aquí tenemos el segundo de la noche, he optado por carne para evitar como ya sabéis el olor a pescado que no nos ayudará nada en una noche especial, esta vez he elegido un buen solomillo ibérico, pero centrémonos en la guarnición.





Asamos en una cazuelita al horno los "gajos" de manzana con mantequilla por encima y un chorrito de Pedro Ximénez, a fuego medio, las manzanas se ponen tiernas rapidito, quedan impresionantes y pueden servirnos como guarnición para múltiples platos.

El sólomillo ibérico no requiere mucha historia, sellamos en la sartén por ambos lados, y salpimentamos al gusto.

Esta vez también podemos ahorrar casi todo el tiempo, hacemos las manzanas con anterioridad y el solomillo también, emplatamos y reservamos. Cuando comencéis con la Ensalada de Canónigos le das un toque de salamandra, ya sabéis, el horno abierto para calentar pero no cocer los alimentos, se va calentando y al terminar el primero ya lo tenéis listo. Los espárragos también podéis hacerlos antes y reservarlos, si no pues justo antes le dáis un golpe de sartén con un poco de aceite y sal, ¿tiempo? 3 minutos.

La salsita resultante de asar las manzanas aprovecharla y bañar un poco el solomillo con ella, sencillamente espectacular.

1 comentario:

  1. Para este finde que nos tienes preparado?? Por cierto, el edor de la digestión de las manzanitas me lo pasaste por el hocico varias veces. No lo recomiendo para una cena romantica

    ResponderEliminar