lunes, 22 de febrero de 2010

Salmorejo de Remolacha

Uno de los buques insignia de la gastronomía andaluza sin duda alguna es el gazpacho, y entre una de sus muchas variantes el salmorejo. La verdad es que no es fácil encontrar un buen gazpacho o salmorejo fuera de los hogares andaluces, me refiero a bares y restaurantes, muchos de nosotros lo encontramos fuerte, aguado y simplón. Obviamente encontramos muchas excepciones que lamentablemente no son conocidas por la mayoría de los turistas que nos visitan y desean probar el típico plato andaluz.

Es sorprendente cómo un plato tan arraigado a nuestra cultura tiene tantas variantes y formas de preparación, aunque éstas dos sean las formas más populares también podemos encontrar la porra, que en Antequera la hacen como nadie, o el ajoblanco, que ni os cuento cómo lo hacen en Az-Zait (Sevilla) con un trozo de atún plancha coronado con un gajo de pomelo... de dioses.

Y ya no sólo podemos disfrutar de esta gran familia sino de curiosas variantes dentro de cada plato. Los ingredientes también nos dan un cromatismo interminable de aromas y sabores. Una de las variantes del salmorejo que más me gustan es la que se hace con remolacha en vez de tomate. Sorprendente, además de por su sabor, por su color.

Para dos o 3 personas vamos a necesitar dos remolachas medianas (de estas que vienen en un paquetito de plástico envasadas al vacío ya tiernas con un poco de su jugo). Sólo un diente de ajo (le quitamos el germen del interior). Un pimiento y un par de zanahorias. Aceite de oliva virgen, vinagre de manzana y sal.

Cortamos todas las hortalizas y la trituramos hasta que quede bien fina, añadimos unas 3 cucharadas de aceite, otras tres de vinagre de manzana y un pellizco de sal. Recomiendo ir probando progresivamente las proporciones hasta encontrar la que cada uno le venga mejor.

A mi el salmorejo me gusta presentarlo en un plato llano y comerlo con una cucharilla de postre, sin duda es la mejor forma. Para adornarlo podéis echarle por encima un poco de aceite de oliva, esta vez uno de reserva que le de más cuerpo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario