lunes, 31 de mayo de 2010

Perca con salsa de guisantes

Ahora que llega el verano y ya tenemos las calores encima apetece a la par que se hace necesario cambiar los hábitos alimenticios para no morir a la hora de la siesta por un golpe de calor con el estómago lleno de guisos.

Es hora de platos ligeros como ensaladas y pescados. Para muchos renunciar a carnes rojas y copiosos guisos es olvidarse del sabor y por consiguiente a no disfrutar en la mesa, pero el cromatismo de sabores y texturas que nos brindan las verduras y los peces son casi infinitos.

Para muestra un pez:

Comenzamos dorando tres dientes de ajos laminados en aceite de oliva, una cebolla bien picada y algunos granos de pimienta. Cuando esté la cebolla pochada añadimos vino dulce para caramelizar, un buen puñado de guisantes y un brik pequeño de nata líquida (Pascual). Cocinamos hasta ligar bien la salsa.

Para terminar salpimentamos los lomos de perca y doramos con un poco de aceite de oliva. Que queden bien dorados, hechos en su justa medida. Para finalizar napamos con la salsa y listo.

No me mojéis mucho pan que os conozco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario