viernes, 4 de junio de 2010

Langostinos con vinagreta de albaricoques

Esta tapa es brutal y realmente sencilla. Para la salsa mezclamos unas cucharadas de mermelada de albaricoques con vinagre de manzana (al gusto) y un poco de pimienta molida.

Ensartamos los langostinos crudos, pelados y salpimentados en unas minibrochetas y pasamos por la plancha tan sólo con un poco de aceite de oliva.

Expandimos la salsa por el fondo del plato y colocamos las brochetas encima. Sencillamente genial.

(Nota mental: probar con distintas mermeladas)


No hay comentarios:

Publicar un comentario