jueves, 10 de febrero de 2011

Cocina americana. Oscar Mayer

En 1955 en televisión, su hijo Oscar G. Mayer contó la historia de su padre: 'mi padre nación en 1859, y llegó a este país (EEUU) en 1873, con 14 años. Llegó a Detroit y a la mañana siguiente fue por Gratiot Avenue buscando trabajo, llegó a una carnicería con un letrero que decía: "Buscamos chico". Entró y consiguió trabajo.'

Si hay una historia digna de admiración no ya sólo dentro del mundo gastronómico sino del mundo empresarial y  humano es la de Oscar Mayer, todo el mundo sabe que es una marca de salchichas pero no todos son conscientes de que ese nombre fue el de un hombre que no se conformó con hacer las cosas sencillamente, él las hizo de la mejor manera posible siempre en busca de la excelencia.

En un mercado liderado por cuatro gigantes de la industria cárnica, Mayer sabía que no podía competir en producción, así que utilizó una de las estrategias que más me gustan personalmente, la diferenciación de nicho, es decir, no puedo hacer más cantidad pero puedo hacerlo con mayor calidad. Tanto fue así que se sabe que Oscar Mayer ordenó desechar gran cantidad de producto por no cumplir con sus requisitos.

Ya sabéis que soy un gran detractor de la marca blanca y este vídeo lo único que ha hecho es reafirmar mis convicciones. Espero que al menos seáis capaces de admirar y reconocer la valentía y fuerza que han tenido ciertas personas en la historia para mejorar un producto cuando nadie les obligaba tan sólo por ofrecer mayor calidad siendo los máximos beneficiados nosotros los consumidores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario