miércoles, 9 de febrero de 2011

Cocina americana. Perritos Calientes

No podíamos hacer un tributo a la comida americana sin hacer mención al que puede ser el mayor exponente en lo que a espíritu culinario se refiere. Si hay algún alimento que represente el sentimiento de individualidad, diversión y espectáculos al aire libre es el perrito caliente.

De orígenes confusos plasmados de leyendas el perrito caliente ha sabido labrarse un futuro que no siempre fue próspero. En la década de 1920 la escasa regulación (junto a la falta de escrúpulos) llevaba a los fabricantes de perritos a confeccionar estos con trozos de animales que no tenían salida, pulmones, sesos y demás vísceras eran machacados y condimentados para hacer las salchichas. Gracias a las nuevas normativas y avances sanitarios todo esto pasó a la historia, hoy día este tipo de casquería está prohibida, se han limitado los niveles de grasas y se han regulado los conservantes.

La historia del perrito está llena de curiosidades y personajes admirables, como es el caso de la familia Nathan que catapultó (desde Coney Island, NY.) este alimento a lo más alto. Os aconsejo que prestéis atención sobre todo a la genial idea que tuvo de disfrazar a dos tipos con una bata médica y unos estetoscopios para que todo el mundo viera cómo "dos médicos" comían sus perritos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario