viernes, 2 de octubre de 2015

Fabada

Siendo sinceros he de decir que este es mi primer potaje de chícharos. Es curiosos como intentamos hacer cosas nuevas mientras supongo que de una forma inconsciente perdemos poco a poco la esencia de lo básico. Para un profano en estos guisos puede parecer algo extremadamente complicado, mas no lo es tanto.

· Fabes (alubias, chícharos...)
· Pimiento verde
· Cebolla
· Zanahoria
· Ajo
· Avíos (chorizo, morcilla, panceta)
· Laurel
· Clavo
· Pimentón
· Sal y aceite

Preparación:

Lo primero de todo es hidratar la alubia, para lo que tendremos que poner a remojar en agua fría el día anterior, duplicarán su tamaño una vez hidratadas.

En una olla colocamos en frío un par de pimientos partidos por la mitad, una cebolla también a trozos grandes, un par de zanahorias, cinco dientes de ajo, dos hojas de laurel y un par de clavos. Repito, todo en frío, crudo y con la olla vacía.

Posteriormente desechamos el agua de los chícharos en remojo y lavamos un poco con agua, los añadimos encima de la verdura, ahora colocamos encima el chorizo, la morcilla y el trozo de panceta, sin cortar para que retengan sus jugos. Para finalizar añadimos una cuchara sopera de pimentón, la sal, un chorrito de aceite y cubrimos todo con agua fría. Ya tenemos la olla montada.

Yo utilizo una olla rápida, con esto conseguiremos dos cosas, primero el consecuente ahorro de energía al no tener tanto tiempo el fuego encendido y segundo que al no moverse los chícharos por la presión no se desbaratan manteniendo su carne compacta pero suave. Por cierto qué palabra más bonita "desbaratar".


Cerramos bien la olla y lo tenemos al fuego 30 minutos desde que comience a echar vapor, no hace falta ponerlo a máxima potencia, al 7 u 8 estará bien. Pasada esa media hora apagamos el fuego y dejamos la olla reposar hasta que la válvula nos permita abrir sin problemas, no tengáis prisa en abrir, aprovechad el calor y la presión residual hasta que desaparezcan.

Consejos:

· Yo el guiso lo hago la noche antes, me gusta que este tipo de preparaciones reposen varias horas, con esto conseguimos potenciar mucho más los sabores que tomándolo recién hecho. La preparación es exactamente la misma, simplemente al día siguiente lo calentáis antes de servir durante 15 minutos pero esta vez ya con la olla sin tapar.

· Ni que decir tiene que los avíos tienen que ser de la mejor calidad, la morcilla y el chorizo son determinantes para que el plato sea un completo éxito.

· Podemos utilizar en vez de panceta un trozo de tocino, quedará igual de bien.

· El pimentón dulce lo podéis mezclar con un poco de pimentón picante si os gusta el pique.


Un guiso de cuchara que se agradece con la llegada del frío. Anímate!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario