miércoles, 20 de enero de 2016

Nueva York, las recetas de culto

Hay libros de cocina que a día de hoy se siguen editando sin fotografías, es algo que nunca entenderé. Una buena fotografía te anima a ir al supermercado, comprar lo necesario y reservar toda la mañana de domingo para estar en la cocina, y de eso se trata, de poner en práctica los conocimientos, materializar nuevas ideas, y eso normalmente en un 80% lo consigue una buena fotografía.

La gastronomía está íntimamente ligada a los viajes, normalmente todo amante de los viajes lo es también del buen comer, y pocas cosas son más gratificantes que disfrutar nuevos sabores en lugares por descubrir.

Hay libros que guardan la esencia de ambas cosas, y si encima mezclan las recetas de culto con la ciudad de Nueva York, la espectación está asegurada. Además de las fotografías de Akiko Ida y Pierre Javelle, el libro tiene unas maravillosas ilustraciones obra de Jane Teasdale.


Así se titula esta obra maestra, Nueva York, las recetas de culto. Marc Grosman es el responsable del libro, de abuelos rusos que emigraron a New York, éste terminó por volver a Europa, pero esta vez a la ciudad de París. Dice que ser un neoyoquino en Nueva York es de lo más vulgar y que ser un expatriado es mucho más interesante, supongo que esa será la versión romántica de los hechos. En el libro están las recetas que más echa de menos, una mezcla de pequeños restaurantes griegos, especias judías, algo de Chinatown y también un poco de la típica "comida basura".



Dulces, salados, cafés, snacks, comida para llevar, puestos callejeros, todo lo que el cine y el marketing nos ha trasmitido está dentro de este libro. Una gran opción para regalar o autoregalar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario