viernes, 23 de septiembre de 2016

Salmón con patatas alioli

El salmón es un bocado exquisito siempre y cuando se cocine correctamente. El salmón muy crudo se nos puede hacer muy pesado por el exceso de grasa al igual que con un salmón muy seco es difícil disfrutar. En mi opinión la mejor forma de cocinar el salmón es a fuego muy fuerte y siempre con tapadera, de esta forma conseguiremos un interior bien cocinado pero jugoso y una capa exterior tostada que nos ayudará a la hora de hacer la digestión.

En una sartén con un poco de aceite muy caliente colocamos los filetes y cubrimos con una tapa de cristal, antes de que pasen dos minutos veréis cómo la carne del salmón de la parte superior va cambiando de color a un tono más pálido, es el momento de darle la vuelta no sin antes bajar el fuego ya que al tener la tapadera se producirán desagradables salpicaduras. Apartamos un poco la sartén del fuego y cuando el aceite haya dejado de salpicar abrimos, aprovechamos para echar la sal y también podríamos añadirle eneldo y ajo en polvo. Le damos la vuelta a los filetes, tapamos y volvemos a poner a fuego fuerte, con un minuto y medio más será suficiente.

Como resultado tendremos un filete sabroso y desgrasado con ese toque tostado que nos ayudará en la digestión. Yo lo acompañé con unas patatas alioli y un poco de cebollino picado.

Hacedme caso y tostad el salmón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario